Discos SAS vs SATA

Hace unos días apareció por la oficina un disco duro con un conector como este:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/b/b4/SAS-drive-connector.jpg/800px-SAS-drive-connector.jpg

Esto que, a simple vista, parece un conector SATA normal y corriente como el de cualquier otro disco que podamos comprar en las tiendas, resultó ser, después de echar un vistazo a la pegatina, un disco SAS de 15.000rpm.

Un cliente que estaba por ahí, después de oír la conversación (concretamente las 15krpm) preguntó: ¿Y si me lo cambio por el que tengo en la carcasa USB que es SATA a 5.400rpm, me irá más rápido? Lamentablemente la respuesta es no… básicamente porque no va a funcionar.

A pesar de tener un conector similar (no es exactamente igual, porque el SAS cuenta con más pines en la parte trasera) los discos SAS no son compatibles con las controladoras SATA ya que la forma en la que se transmiten los datos entre el disco y su controladora no es la misma si se usa un protocolo u otro. Esto no quiere decir, necesariamente, que se vaya a estropear algo si nos equivocamos al pinchar el disco ya que los pines tienen las mismas funciones en los dos protocolos, simplemente “no se van a entender” entre ellos.

Como curiosidad, el bloque más grande es el que se utiliza para la alimentación eléctrica del disco, mientras que la parte pequeña es la que lleva los datos. La función de los pines, tal y como se encuentran en la imagen, sería la siguiente:
Masados pines de recepción (diferencial)Masados pines de transmisión (diferencial)Masa

 

SATA

El nombre SATA viene de “Serial Advanced Technology Attachment” y es el sustituto de los antiguos PATA (“Parallel ATA”), también conocidos como simplemente ATA o IDE. Los informáticos que nacieron en los 80 o antes seguramente recordarán estos conectores por las “fajas” de 40 pines que permitían conectar hasta dos dispositivos, uno maestro y otro esclavo, y por tener que estar jugando con jumpers minúsculos para configurarlos de un modo u otro.

La diferencia más evidente entre estas dos tecnologías es que la forma en la que viajan los bits en los discos SATA es en serie en lugar de en paralelo, y solo puede haber un disco en cada canal frente a dos que podían coexistir en el PATA, pero el protocolo utilizado para transmitir los datos es el mismo en ambos casos. Digamos que el “idioma” que hablan entre el disco y la controladora es el mismo, solo que en un caso los bits van unos detrás de otros (serie) y en el otro caso van en grupos de 16 (paralelo).

 

SAS

La comunicación SAS (“Serial Attached SCSI”) se basa en el mismo concepto, solo que el protocolo en este caso no es IDE sino SCSI (pronunciado «escasi»). El protocolo SCSI, históricamente, no se ha utilizado tanto en la informática de usuario, sin embargo se sigue utilizando hoy en día en los sistemas de servidor, quizás no tanto con su cableado típico (unos cables de 68 u 80 pines, similares a los IDE pero para 15 dispositivos y con un terminador en el bus) pero si en otros ámbitos como las conexiones por fibra a los sistemas de almacenamiento.

 

Diferencias

Además de la pequeña diferencia entre los conectores que he comentado anteriormente, la mayor diferencia entre las dos tecnologías es que el protocolo de comunicación es diferente, es por eso por lo que un disco SAS no se puede conectar a una controladora SATA; aunque la conexión sea la misma no hablan el mismo “idioma”. Esto no es así al revés, ya que uno de los requisitos del sistema SAS es que pueda trabajar con discos SATA conectados, aunque esto conlleve un rendimiento menor en el acceso a disco.

Otra diferencia importante es que los discos SAS son más rápidos que los SATA, no solo por la comunicación entre la electrónica del disco y la de la controladora, sino también entre la parte mecánica y la electrónica del propio disco.

Existe un tipo de disco denominado SAS-NL o Nearline SAS, que cuenta con una conexión SAS entre el disco y la controladora, pero la parte mecánica es la de un disco SATA. La idea de estos discos es proporcionar un acceso rápido a disco (no tan rápido como el SAS) pero con un coste contenido, ya que los discos SAS suelen ser más caros que los SATA.

 

Es bastante común asociar un conector o su cable a un determinado protocolo de transmisión de datos, y por lo general suelen estar asociados, pero en ocasiones los mismos conectores y/o los mismos cables se usan en dos tipos de datos completamente diferentes.

Un ejemplo más claro es el de las comunicaciones con un cable de fibra y conector LC como estos:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/d/df/LC_Duplex_-_2.JPG/1024px-LC_Duplex_-_2.JPG

Estos conectores se suelen utilizar para transmitir datos FCP (Fiber Channel Protocol), normalmente en redes SAN para comunicar los servidores con los sistemas de almacenamiento de disco o cinta, pero también se utilizan en redes Ethernet para comunicar equipos entre si, sobretodo cuando se trata de oficinas o delegaciones separadas entre sí.

En este caso, aunque el cable y conector son el mismo, los datos que pasan por él no se parecen en nada ni tienen la misma función.

* Imágenes obtenidas de Wikimedia commons (http://commons.wikimedia.org)

So, what do you think ?